QUINTETO

Show Quinteto Astor Piazzolla no Unies Cultural Fotos: RogŽrio Assis

Astor Piazzolla escribió música para una gran cantidad de conjuntos instrumentales de diverso tipo, tanto académicos como populares. Pero sin dudas el más famoso de todos y el más trascendente fue su quinteto de bandoneón, violín, guitarra eléctrica, piano y contrabajo.

El conjunto fue creado en 1960 y lo mantuvo, con algunas ampliaciones circunstanciales, hasta 1973. Fue su herramienta predilecta en el proceso de construcción del Nuevo Tango, que desarrolló durante toda esa década de 1960. Los músicos que formaron el quinteto, que tuvo seis integraciones distintas hasta 1973, fueron todos notables y exquisitos intérpretes que Piazzolla apreciaba fundamentalmente por la capacidad de recrear su música enriqueciéndola con sus respectivas personalidades. Entre los más notorios cabe mencionar a los violinistas Elvino Vardaro y Antonio Agri, al gran contrabajista Kicho Díaz, los pianistas Jaime Gosis y Dante Amicarelli, y Horacio Malvicino y Oscar López Ruiz como guitarristas.

Piazzolla luego se radicó en Europa por unos años y dejó de lado transitoriamente el quinteto hasta 1978, cuando lo reúne nuevamente, con una formación que mantuvo hasta 1988: Fernando Suárez Paz en violín, Héctor Console en Contrabajo, Pablo Ziegler en piano y Horacio Malvicino u Oscar Lopez Ruiz en guitarra. El repertorio de este nuevo quinteto, que hizo conocer internacionalmente las creaciones de Piazzolla, se nutrió con el Nuevo Tango de los sesenta y composiciones que incorporaron nuevas ideas, entre las que se cuentan algunas obras maestras.

Luego de su fallecimiento, Laura Escalada Piazzolla creó la Fundación Astor Piazzolla con la finalidad de continuar el legado del maestro, y comenzó así una nueva etapa en la difusión de su música. Entre las acciones más destacadas llevadas a cabo por la Fundación se cuentan la grabación del Concierto de Nácar por el Trío de la Fundación con la Orquesta de Cámara Mayo; un reestreno de la “operita” María de Buenos Aires respetando su puesta original, que contó con la dirección general de la propia Laura Escalada; y, fundamentalmente, la creación, en 1998, del Quinteto Astor Piazzolla con cinco solistas virtuosos capaces de interpretar la vasta obra del compositor que revolucionó el tango. Con ya veinte años de trayectoria, el QAP ha logrado con su formación actual un sorprendente grado de destreza interpretativa. Las obras de Piazzolla suenan nuevas y frescas como si estuvieran surgiendo directamente del pensamiento del compositor.

Los miembros del QAP son músicos de tango de destacada trayectoria, que comulgan estéticamente con las ideas de Piazzolla, y que se han formado artísticamente bajo su influencia. Actualmente el QAP recorre el mundo recibiendo elogios unánimes de la prensa internacional, y es considerado como el único conjunto musical capaz de representar el estilo del gran Astor Piazzolla.